El mayor reto de Honduras consiste en construir capacidades para el logro de un progreso multidimensional que permita erradicar la pobreza en sus múltiples dimensiones, superar las vulnerabilidades y construir sostenibilidad a largo plazo.

El Informe Regional de Desarrollo Humano para América Latina y El Caribe 2016, elaborado por Naciones Unidas, amplía la manera de medir el desarrollo, integrando la dimensión de “progreso multidimensional”, el cual determina que “nada que disminuya los derechos de las personas y las comunidades, ni nada que amenace la sostenibilidad ambiental del planeta, puede considerarse progreso”.

Esta nueva dimensión supone una dificultad para Honduras, ya que no se considerarán solamente los aspectos económicos, sino que integra “los sistemas de protección social, los estándares laborales, la calidad de los servicios sociales, el acceso a sistemas de cuidados de niños, niñas y adultos mayores, la paridad de género, el medioambiente”, entre otros.

por que fracasan los países - la voz catracha

Distribución de ingresos

Uno de los primeros aspectos que menciona a Honduras es el relacionado con la distribución de los ingresos de las personas. El Informe precisa que el 65% de la población vive con menos de 4 dólares diarios, es decir, se encuentran en estado de pobreza; seguido por el 25% viviendo en vulnerabilidad, ya que perciben entre 4 y 10 dólares diarios. La clase media en el país alcanza a un 9% (10 a 50 dólares diarios) y el 1% de la población vive percibiendo más de 50 dólares diarios.

Estas cifras nos indican que la reducción de la pobreza en Honduras fue de cerca de un 12% y que la clase media aumentó en un 0,2%, o sea, que la reducción del 12% fue de personas que pasaron del estadio de pobreza al estadio de vulnerabilidad.

Esta movilidad social se debió principalmente a que mejoró la redistribución de los ingresos en las personas (impacto mayor en la pobreza) y, en menor medida, por factores vinculados al crecimiento económico (impacto en la clase media). En el caso de Honduras, la redistribución de ingresos se vio afectada principalmente por la Ley del Empleo por Hora.

Sin embargo, la movilidad social también representa a personas que retrocedieron en su nivel de ingresos. Así, un 39% de clase media pasó a clase vulnerable y un 18% de personas en vulnerabilidad pasó a condiciones de pobreza.

Factores que inciden en los ingresos

El primer factor que incidió en la movilidad social es el salario, que en el caso de la clase media y en vulnerabilidad de Honduras tendió a reducirse, pero en el caso de las personas en situación de pobreza, el salario sufrió un incremento.

El mercado laboral, considerado otro factor de incidencia en la movilidad social, fue considerado deficiente en Honduras, pues el 57% de los empleos de las personas en vulnerabilidad se consideran informales y de baja calidad, es decir, es decir, se desempeñan como empleados sin remuneración, empleados domésticos o trabajadores independientes sin calificación.

Asimismo, el 95% de las personas vulnerables no tiene acceso a pensiones y existe una marcada diferencia de género en el trabajo, ya que la tasa de participación de los hombres es 1,5 veces más alta, en promedio, que la correspondiente a las mujeres.

A nivel general del mercado laboral, el 64% de los ocupados en Honduras reciben menos del 90% del salario mínimo legal vigente.

por que fracasan los países - la voz catracha

Seguridad para el desarrollo humano

Honduras sale bien evaluado en relación a la temática de violencia doméstica, ya que la considera un delito, tiene medidas restaurativas y de protección a las víctimas. No obstante, en materia de judialización, el país mantiene una cifra reprobable porque el 50% de los detenidos se encuentra sin proceso y sin condena.

Recomendaciones a Honduras

Honduras posee a la mayoría de sus habitantes en situación de pobreza y vulnerabilidad, por lo que el Informe recomienda que el Gobierno debe tomar acciones decididas en materia de políticas públicas para poder superar el umbral de la pobreza.

Estas medidas deben focalizarse en áreas como las siguientes: “mercado laboral, que puede abordarse mediante la mejora de la calidad del empleo; la protección social, que puede profundizarse a través del acceso universal a un conjunto de beneficios sociales desvinculados del mercado laboral; el acceso a activos físicos o financieros, que puede promoverse por medio del desarrollo de mejores mecanismos de inclusión financiera y de acceso al crédito; y aspectos demográficos relacionados con la presencia de población infantil y de adultos mayores en el hogar, que pueden abordarse mediante el desarrollo de sistemas de cuidados para niños, niñas, adultos mayores, o personas con enfermedad o discapacidad”.

  • En el informe no aparecen más datos sobre Honduras y el resto hace referencia a América Latina y El Caribe en su conjunto, por lo que no se precisan en el artículo.