¿Andar en bicicleta en Tegucigalpa? Pero si hace calor, es peligroso, sólo son subidas y bajadas. Andar en un medio de transporte endeble en una ciudad atestada de autos, busitos, camiones y motos no parece muy inteligente.

Fredrik Gertten, en su película “Bikes V/s Cars”, ilustra la sensación y situación de los ciclistas urbanos en lugares como Honduras, donde los ciclistas son vistos como un obstáculo a la libre circulación, ya que los conductores creen que ocupan “su espacio” y son una potencial causa de accidentes, al grado que los ciclistas deben organizar cicletadas custodiadas por policías y en horarios de baja afluencia de tráfico (la noche).

Mientras en la mayoría de las capitales desarrolladas existen ciclovías, en Tegucigalpa se nota el rezago en lo que respecta a promoción y desarrollo del ciclismo, aunque el número de ciclistas ha crecido en los últimos años, existe todo un comercio asociado y se han instalado fábricas de bicicletas en el país en el 2016.

Pese a estos inconvenientes, las sociedades de ciclistas siguen creciendo, mostrando también una actitud física y mental saludable, ya que andar en bicicleta genera endorfinas, responsables de la sensación de bienestar.

por que fracasan los países - la voz catracha

Beneficios de la pedaleada

Lo mejor de ser un ciclista urbano es la conexión que se logra con la ciudad, la gente, la arquitectura, los aromas. En Tegucigalpa, pedalear por el centro es una alquimia indescriptible de buenos y malos olores. Las noches por Las Lomas ofrecen tranquilidad y recorrer algunos sectores cercanos al aeropuerto brindan una buena experiencia a los ciclistas, ya que se siente una Tegucigalpa que no viven los automovilistas encerrados en sus autos.

El parque vehicular y las estrechas calles de la capital provocan que andar en bicicleta baje el estrés, pues no se debe soportar el tráfico, ni detenerse por los accidentes que provocan conductores imprudentes. Sólo se sigue de largo y eso mejora el estado anímico.

Aunque la mejor forma de iniciarse en la bicicleta es sumarse a un club por seguridad, el emprender este deporte sólo es una alternativa, como el ciclismo de montaña ofrecido en las cercanías de Tegucigalpa, rutas graficadas en el sitio www.es.wikiloc.com.

Bicicultura

La bicicleta actualmente es un símbolo de la cultura contemporánea, que proporciona movilidad no contaminante, es uno de los medios de transporte alternativos que permiten que las ciudades reduzcan su emisión de CO2 y gases de efecto invernadero.

Pero la falta de ciclovías hace que pedalear en Tegucigalpa sea “nadar con tiburones”, pues si bien los conductores particulares adquieren conciencia y respetan a los ciclistas, para el transporte urbano y las motocicletas, es como si fuesen invisibles.

Iniciativas exitosas en el mundo ya existen para promover el ciclismo, por ejemplo en Colombia se cierran las calles al paso de vehículos algunos días de la semana; en Ecuador y México hay bibicletas a disposición de las personas en los lugares públicos; los países europeos han incorporado las ciclovías en las arterias principales, pero aún estamos lejos de ello.

Tegucigalpa es una buena ciudad para el ciclismo, aunque estamos lejos de que se masifique por la falta de iluminación y conciencia de los conductores de respetar a los ciclistas, pero su auge sigue en aumento y esperemos que en unos años más ya podamos andar por nuestros propios carriles.

Descarga el manual de seguridad para ciclistas urbanos

Ciclismo seguro