El V Informe de Estado de la Región 2016, elaborado por las 4 universidades públicas de Costa Rica en relación a la identificación y caracterización de la pobreza en Centroamérica (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá), fue presentado en Guatemala e indicó que el progreso de la Región fue insuficiente para lograr avances sustantivos en desarrollo humano.

El Coordinador del Informe, Alberto Mora, expresó que el principal dilema estratégico que limita el desarrollo humano es el “acceso a una educación de calidad para que la región pueda elevar sus bajos niveles de productividad, mejore la equidad social y logre impulsar la habilitación ciudadana, que es necesaria para el fortalecimiento de la democracia. Es por ello que este Informe llama a emprender acciones urgentes y compartidas para mejorar la cobertura, calidad y pertinencia de la educación”.

Panorama demográfico

Honduras se cataloga en el Informe como un país intermedio de transición debido a los desafíos que emergen del aumento en la demanda de alimentos y la necesidad de ampliar la cobertura de los servicios de salud y educación para atender una población creciente.

En relación al bono demográfico, período durante el cual el número de personas en edad potencialmente productivas (15 a 59 años) crece de manera sostenida con relación a las personas potencialmente inactivas (-niños menores de 15 años y adultos mayores de 60 años), se estima que Honduras lo alcanzará el año 2035, año en el que el nivel productivo comenzará a disminuir.

El total de migrantes llegó a 631,872 personas, estando radicado el 84% en Estados Unidos. Y los hogares unipersonales constituidos por personas adultas mayores aumentó desde el 2001, llegando a un 10% de la población hondureña, ambos factores someten presión a la economía.

En relación al salario mínimo, éste fue insuficiente para adquirir la canasta básica alimentaria. En cuanto a la dependencia en el ingreso por quintil, la economía hondureña depende en un 60% del quintil de las personas más adineradas y en menos de un 10% de los quintiles de personas más pobres, remarcando la brecha económica.

Panorama social

Durante el período 2000-2013 Centroamérica no logró elevar significativamente los niveles de bienestar y progreso social de sus habitantes. Si bien mejoraron indicadores clave como la esperanza de vida, la mortalidad infantil, el acceso a servicios públicos y la cobertura educativa, se mantiene el desafío de garantizar condiciones de vida dignas para amplios sectores de la población

En cuanto a la pobreza, Honduras posee un 45,3% de hogares en pobreza crónica, 12,4% de pobreza estructural, 19,2% de pobreza coyuntural y un 23,1% de no pobres, estos últimos tienen sus necesidades básicas satisfechas y ganan por sobre del salario mínimo. En cuanto a pobreza crónica, el país tiene la tasa más elevada en relación a Costa Rica, Nicaragua y El Salvador.

Panorama ambiental

En términos de desarrollo humano, una de las principales tensiones entre la abundancia de recursos y el uso poco sostenible se expresa en el tema del agua, pues existe una oferta amplia y suficiente, pero grandes porcentajes de población no tienen acceso a ella, especialmente en zonas rurales. Además, la infraestructura para tratar aguas residuales es mínima, lo que compromete los cuerpos de agua en los que son depositadas, debido a la contaminación, sobre todo en las áreas urbanas.

En cuanto a consumo de leña, Honduras utiliza 8,428 metros cúbicos, el 41,5% de la energía la produce con fuentes renovables y tiene mayor capacidad en biodiversidad para absorber la huella de carbono.

Panorama económico

El Informe reseña que las posibilidades de convertir el crecimiento en mayor bienestar se ven limitadas por la incapacidad de las economías para generar empleo de calidad y en cantidad suficiente para absorber los flujos crecientes de población en edad laboral, asociados al proceso de transición demográfica.

A ello se suman bajos niveles de productividad, brechas que restringen el acceso o los beneficios laborales de ciertos grupos y sistemas productivos que avanzan lentamente hacia actividades de mayor valor agregado.

La posibilidad de enfrentar estos desafíos y aprovechar las oportunidades se ve limitada por el horizonte temporal de las prioridades y decisiones de los Estados y de otros actores sociales, económicos y políticos. Estas en su mayoría son reactivas, es decir, buscan dar respuesta a necesidades o presiones que emergen en el corto plazo.

En el caso de Honduras, la productividad por trabajador se ubica por debajo de los 5,000 dólares anuales, muy por debajo de Panamá y Costa Rica, que están cercanos a los 20,000 dólares anuales.

En cuanto a las exportaciones, Honduras redujo desde el 2000 las exportaciones hacia los principales mercados de Centroamérica en un 0,3%, hacia Estados Unidos en un 18,3% y aumentó las exportaciones hacia la Unión Europea en un 7,7%.

Panorama político

En cuanto a la democracia, Honduras experimentó una disminución en el índice de democracia y una reducción en la participación política.

En gasto militar, aumentó en un 149,1% el presupuesto de las fuerzas armadas entre 2004 y 2014. Al contrario, redujo el presupuesto del poder judicial en relación al número de habitantes, invirtiendo solamente 10,4 dólares por habitante al 2015.

Panorama educativo

En 2014, 6 de 10 diez jóvenes de entre 15 y 24 años estaban excluidos del sistema educativo en la Región. El Informe advierte que particularmente graves son los casos de Guatemala y Honduras, donde cerca de dos terceras partes de los jóvenes no estudian ni trabajan, o solo trabajan. Estos dos países concentran el 56% de la población regional de 15 a 24 años, de modo que su desempeño afecta los resultados del Istmo en su conjunto y limita las oportunidades de desarrollo de un total de 5,4 millones de jóvenes que hoy están fuera de las aulas.

Las naciones que más invierten en Educación son las que tienen mayores coberturas y menores proporciones de población excluida. Así, en Costa Rica y Panamá alrededor de la mitad de las y los jóvenes de 15 a 24 años se dedica exclusivamente a estudiar, en tanto que en Guatemala y Honduras lo hace apenas cerca de una cuarta parte.

V Informe del Estado de la Región

Descargar