A pocos días de zanjarse la reelección presidencial en Honduras, los diferentes movimientos políticos han iniciado diferentes estratagemas para poder bloquearla. Sin embargo, éstas alimentan más el “circo” mediático, que una propuesta política de calidad.

Por una parte, el coordinador del Partido Anticorrupción (PAC), Salvador Nasralla, conformó la Mesa de Unidad Patriótica contra la Reelección para evitar el veredicto de “cosa juzgada”, de la Corte Suprema de Justicia, pero no fue acompañado por ninguno de los otros partidos políticos y está buscando el apoyo del Frente Patriótico.

Asimismo, el Partido Libre dirigió una marcha contra la reelección con cerca de 10,000 asistentes, donde el derrocado Expresidente Manuel Zelaya proclamó la candidatura de su esposa Xiomara Castro. No obstante, esto no logra opacar las ambiciones de Mel que vaticinan que Xiomara, de ganar las elecciones internas, abandonará el 2017 su candidatura para cederla a Zelaya.

En otra arista, el candidato del Frente Patriótico, Romeo Vásquez, de manera subterfugia anuncia a los medios de comunicación que el Presidente Juan Hernández se arriesga a que las Fuerzas Armadas provoquen un nuevo Golpe de Estado, pero estos dichos no cuentan con el apoyo de ninguna rama de las FF.AA.

En cuanto al Partido Liberal, la falta de recursos económicos y de un liderazgo claro, hacen que tengan malas posibilidades en las próximas elecciones. Además, sus filas están divididas, ya que la mayoría de sus alcaldes y diputados apoyan la reelección, irrespetando las directrices del Presidente del Consejo Central Ejecutivo, Mauricio Villeda.

Finalmente, en el Partido Nacional, el coordinador nacional del Movimiento Nacional Rafael Leonardo Callejas (MONARCA), Roberto Castillo, aseguró que es el único candidato presidencial del PN a la fecha, pues aún JOH no ha declarado abiertamente sus aspiraciones.

Reelección: una realidad

Como se puede apreciar, las diversas fuerzas políticas enarbolan un discurso contra la reelección, pero más allá de los dichos, no han podido unirse para manifestar una oposición concreta que desarrolle una política de calidad en el país.

La Cooperación Internacional tampoco se manifestará sobre este aspecto, pues arruinarían sus relaciones con el Gobierno de salir nuevamente JOH como Presidente y se escudarán en sus políticas de no intervencionismo.

El fallo de la CSJ y la falta de pronunciamiento del Tribunal Superior Electoral, dejan prever que la reelección es una realidad, faltando solamente que el Presidente Hernández confirme públicamente su aspiración, lo que seguramente ocurrirá en los días límites para inscribir la candidatura para las elecciones internas.